Bowie y los 40 años de Heroes

Por 14/10/2017blog

Hace 40 años, un 14 de octubre de 1977, se publicaba Heroes, duodécimo álbum del desaparecido David Bowie que forma parte de la conocida “Berlin Trilogy” junto con Low (1977) y Lodger (1979). La canción Heroes, escrita junto a Brian Eno y que da nombre al disco, es una de las más conocidas y versionadas por todo tipo de estilos y grupos musicales, desde Blondie a Bon Jovi, desde el metal de Motorhead al dance del Dj David Guetta, sin faltar la electrónica y la reciente versión que en homenaje a su aniversario ha hecho Depeche Mode.

Este álbum fue el único de la Trilogy que se grabó íntegramente en Berlín.  La canción Heroes  cuenta la historia de amor de dos jóvenes que se reunían cerca del muro de Berlín. Contaba Bowie que quizá aquellos jóvenes, que veía desde la ventana del estudio, debían tenían alguna razón para reunirse en el muro, una especie de acto heroico con toque épico que inspiró la canción. Años después, el productor Tony Viscoti confesó  que Bowie estaba contando sus citas con su amante, la cantante Antonia Maaß. En 2003, Bowie también lo confirmaría: “En realidad fueron Visconti y su novia, él estaba casado en ese momento y no podía dar su nombre. Esa romántica relación motivó la canción”.

Aunque esta es la canción más conocidas, el álbum Heroes es mucho más, destaca el primer corte Beauty and the Beast,  una poderosa combinación de guitarra, piano, electrónica y voz, y que ha tenido múltiples interpretaciones, desde que representa una mirada retrospectiva a los cambios de humor durante su adicción a la cocaína, hasta  la influencia de Berlín en ese momento de su vida y la dialéctica comunismo-democracia, Berlín Este-Oeste. En cualquier caso las imágenes de belleza y maldad, el lado oscuro, siempre estuvieron presentes en la obra del Camaleón.

Un sonido muy setentero identifica a Joe The lion, homenaje al artista de performance Chris Burden, famoso por haberse clavado en un Volkswagen y la obra Shoot, en la que un estudiante le disparaba en el brazo. Sons of the Silent Age es la única canción compuesta antes de las sesiones de grabación, pues el resto fueron improvisadas en el estudio de Berlín. Aunque armónicamente bien construida, la letra es un poco surrealista, incluso se ha interpretado que podría referirse al ejército nazi. Le sigue Blackout,  una potente canción quizá poco valorada del Heroes. Ha sido descrita como típica de la esquizofrenia sonora extremadamente emocionante del álbum y con connotaciones del apagón personal que sufrió en Berlín.

Heroes contiene varios cortes instrumentales que reflejan el impacto que los años berlineses tuvieron tanto personal como artísticamente en la vida de Bowie. La primera de estas es V-2 Schneider, en referencia al primer misil balístico que había sido desarrollado por el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial.  Sense of Doubt es posiblemente una de las pistas más oscuras del álbum. Fue escrita siguiendo las cartas de las Estrategias Oblicuas, juego de tarjetas creado por el propio Brian Eno y Peter  Schmidt como estrategia para vencer los bloqueos de creatividad. La carta elegida al azar por Bowie fue: “enfatizar las diferencias” y por Eno: “hacer que todo sea lo más parecido posible”. Le sigue Moss Garden, descrita por David Buckley como “Bowie y Eno en su forma más pictórica y abstracta”. La serie instrumental acaba con Neuköln, nombre de un distrito de Berlín en el que vivían mayoritariamente inmigrantes turcos y en la que se ha querido ver el desarraigo y la soledad.

Cierra el álbum The secret life of Arabia, una buena canción pasada por alto, posiblemente por su posición en el disco, y en la que destaca la voz de Bowie y los registros de bajo y falsete.

Heroes fue uno de los trabajos más exitosos de Bowie, el más berlinés de su Trilogy Berlin,  el único álbum completamente grabado en la ciudad alemana. Supuso una renovación en su música, con canciones alejadas del rock´n´roll, más románticas y llevando las instrumentales a terrenos más abstractos. Sentimientos que plasma en el tema que da nombre al álbum, y que se ha convertido en una de sus canciones más conocidas y versionadas. Qué mejor homenaje en este 40 aniversario que escucharla y sentir que podemos ser héroes por un día.

 

Dejar una respuesta