Expectativas: El álbum más psicológico de Bunbury

Por 05/09/2017blog

Enrique Bunbury anuncia Expectativas, nuevo álbum y gira por España, septiembre empieza magnífico. Al leer la noticia lo primero que me vino a la mente fue la fecha del 1 de Octubre de 2016. Es curioso pensé, en estos dos últimos años mi final de verano e inicio de curso tiene la marca Bunbury.

Hace un año me encontraba en Ciudad Guzmán (Guadalajara, Jalisco) en una estancia docente en la Universidad, muchas horas de clase, de trabajo, de proyectos, pero también noches de vino, chiles en nogada, tamales; juegos de albur; Rubia Modelo y algo de tequila; Juan Rulfo, Juanjo José Arreola, Hugo Gutiérrez Vega y Poniatowska entre otros ocupaban nuestras conversaciones acompañadas de José Alfredo Jiménez. Recorrí Jalisco, Colima y Nayarit acompañada de la música de Bunbury, y no creo haber cantado más veces ni más fuerte Ódiame y El Jinete que en ese trayecto en el que sentí el miedo, la superstición y la extraña experiencia de la zona mágica de Comala. Realismo mágico en su cuna.

Las fechas cuadraron para que me despidiera con el concierto de Bunbury el 1 de octubre en Ciudad de México. Casi sin dormir tomé el avión de vuelta a Madrid con la sensación de que Bunbury se retiraba a sus cuarteles de invierno durante algún tiempo.

Apenas un año después otro verano y un nuevo curso nuevamente asociado a Bunbury, pero esta vez no era un cierre, era una bienvenida, la agradable sorpresa de haberme equivocado y que su despedida solo había sido un breve hasta luego. Cobraba sentido entonces la respuesta con que cerró la entrevista de Juan Puchades hace apenas dos años para Cuadernos EFE EME, cuando preguntado por sus planes profesionales contestó que no tenía, aunque “es posible que el año que viene grabe otro disco”.

Bunbury anuncia Expectativas acompañado de un corto firmado por José Girl en el que podemos escuchar fragmentos de sus nuevas canciones y en el que comparte momentos de su grabación y proceso creativo.

Desde el primer instante me impacto la voz en off y me llamó la atención su mensaje: los procesos mentales…estamos motivados a elegir unos comportamientos sobre otros y tomar decisiones…, maximizar el placer, minimizar el dolor… 6 minutos después, justo a mitad del video, vuelve a repetirse, como un mantra: el comportamiento de una persona es el resultado de una elección consciente entre alternativas cuyo propósito es maximizar el placer y minimizar el dolor, el comportamiento de una persona…., porque me sonaba tanto, ¿qué era, qué era?.

Al igual que Bunbury utiliza el juego de cartas de Estrategias Oblicuas de Brian Eno y Peter Schmindt, técnica desarrollada para promover la creatividad y vencer el bloqueo en el proceso creativo, decidí jugar su carta y escuchar mi voz interior…, lo descubrí!!: Vroom. Este psicólogo desarrolló una de las teorías de la motivación más importantes y conocidas: La Teoría de las Expectativas, cuyos principios encajan perfectamente en la obra de Bunbury (atención alumnos y alumnas que este año cae esta práctica, avisados estáis!).

Según Vroom el comportamiento de una persona es el resultado de una elección consciente entre alternativas cuyo propósito es maximizar el placer y minimizar el dolor (nos suena?). Establece que un individuo tiene diferentes metas si cree que existe una relación entre el esfuerzo y el rendimiento, si un buen rendimiento tiene la recompensa deseada, si la recompensa va a satisfacer una necesidad importante, y si el deseo de satisfacción es lo suficientemente fuerte como para que merezca la pena ese esfuerzo.

Bunbury tiene una meta: superarse en cada disco, en cada canción, encontrar la fibra sensible. A lo largo de su carrera ha demostrado que hace las cosas sin imposturas, arriesgando, luchando por lo que cree, convencido de que hay una relación entre el esfuerzo y el resultado, pero no un resultado sin más, tiene que satisfacerle, alcanzar lo sublime, pero ese camino no es fácil. Hay dudas, miedos, bloqueos, soledades, angustias que se recogen en el corto y que también se observan en su banda de Los Santos Inocentes, expresiones de desconcierto y duda junto con otras de complicidad, confianza, curiosidad y júbilo.  Bunbury no busca ni la bohemia ni la espontaneidad sino una gran canción.

La expectativa es la convicción de que el esfuerzo depositado en su trabajo producirá el efecto deseado.

El corto muestra ese proceso creativo, ese deseo, y la convicción de estar haciendo algo por lo  que merece la pena esforzarse. Posiblemente estemos ante uno de los trabajos que muestra una nueva evolución personal de Bunbury. También el video muestra facetas más desconocidas como su afición a la pintura, en una imagen incluso se adivina una cuadro con el número cincuenta, los años recientemente cumplidos; un Bunbury que muestra tímidamente parte de su lado más íntimo y celosamente protegido, en algún momento mientras escribe en soledad se ve acompañado de un dibujo infantil, quizá de su hija. Junto a esos pequeños detalles también aparecen parte de sus referentes: David Lych, Jodorowsky, el mudo Zen, el surrealismo, lo mágico.

Los fragmentos escuchados me traen ecos de Palo Santo, Helville de Luxe, Las Consecuencias y hay algo que todavía no capto y que me recuerda a El Viaje a Ninguna Parte.

En un par de días tendremos el adelanto de dos canciones: La actitud correcta y Parecemos tontos, así como la venta de entradas para sus primeras fechas de conciertos.

Las Expectativas son altas, intuyo letras potentes y comprometidas, sonidos puros y mucha armonía, evolución personal y artística. Hay ganas de escucharlo y verlo de nuevo en directo,  consciente de que elijo esa acción con el propósito de maximizar el placer y minimizar el dolor.

 

Unirse al debate 8 Comentarios

  • Atenea dice:

    ! sorprendente! Gracias por compartir..

  • Gus dice:

    Muy buena redacción acerca del nuevo álbum de este artista, generalizas varios temas para ir a lo particular qué tiene el nuevo álbum tienes bastante conocimiento.

  • Antonio Izquierdo dice:

    Me costó años aceptar la carrera en solitario de Bunbury. Su etapa con Héroes del Silencio me había impactado tanto que mi mente bloqueaba cualquier otra cosa del artista que no fuera esa. Con el tiempo mi oído ha conseguido que mi mente se abriera y que aceptara lo evidente: la música de Bunbury es sencillamente sublime. Y creo que fue Licenciado Cantinas el disco que lo consiguió, algo que yo mismo jamás hubiera imaginado. A partir de ahí, le he seguido fielmente y voy haciendo una búsqueda en retrospectiva de lo anterior, de lo que solo conocía algunas pinceladas. Lo que caracteriza a este artista es, en mi opinión, la contínua búsqueda, la inquietud, la curiosidad. Y siempre me pregunto: ¿qué busca exactamente? y ¿por qué sigue buscando y para qué?. Quizá la respuesta sea que no busca encontrar nada, si no que es en la búsqueda en si misma y en las expectativas que esto le genera, donde obtiene satisfacción.

    • Inma Lopez dice:

      Creo que Pequeño y El viaje a ninguna parte son también muy significativos del inicio de su carrera en solitario. Quizá sea precisamente la insatisfacción la que le lleva a estar continuamente experimentando y buscando. Gracias por tu comentario.

  • Diego dice:

    Me encantó y gracias por hacerme conocer Vroom , ignoraba su existencia. No soy psicólogo ni nada parecido y aun así encuentro cierta familiaridad entre tus palabras y el modesto análisis (personal) de una de las canciones que nos regaló Enrique. Con toda humildad lo comparto contigo https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10213966039008920&id=1348412130
    Muchas gracias !

Dejar una respuesta