Porque las cosas cambian (II): el éxito de Metallica explicado por la teoría del emprendimiento (efectuación)

Por 24/05/2017blog

En la última entrada del blog inauguré una serie que bajo el título Porque las cosas cambian, analiza a través de casos concretos el comportamiento emprendedor en el mundo del arte y concretamente en la música. Si en el primer post hablaba de marca personal y el proceso de construcción de la misma en la trayectoria profesional de Enrique Bunbury, esta semana os traigo un interesante artículo del investigador finlandés Erno Salmela de la Universidad Politécnica de Lappeenranta.

Este autor, que trabaja en temas de innovación y emprendimiento, ha publicado un interesante artículo en el que aplica la teoría de la efectuación, una de las teorías más interesantes que estudian la lógica del pensamiento del emprendedor (sí, el mismo concepto y con la misma acepción que cuando se estudia el caso de Steve Jobs, Bill Gates o  Mark Zuckerberg) para explicar el éxito de la banda de heavy metal Metallica.

El artículo que lleva por título: Por qué Metallica cambió el mundo de la música. Perspectiva de la efectuación, tiene como objetivo comprender cómo Metallica fue capaz de hacer cambios en la industria de la música y alcanzar el éxito. Para ello analiza los diez primero años del grupo (1981 a 1991) en el que pasó de ensayar en un garaje a convertirse en uno de los más exitosos grupos del mundo.

Salmela considera  que en la construcción de su éxito jugó un papel fundamental el dúo Ulrich-Hetfield, que siempre tuvieron claro quiénes eran y lo que querían (identidad ), supieron construir una importante red de colaboradores (network), y su trabajo y evolución se caracterizó por la dedicación y determinación.

Estas características: identidad, network, dedicación y determinación, a menudo se asocian a los emprendedores. Un ejemplo de su identidad y determinación fue que Metallica no siguió las tendencias de la industria de la música, se concentraron en lo que les gustaba y crearon un nuevo género: “Trash Metal”.

El autor recurre al Lexicon del Finacial Times para explicar el concepto de mentalidad emprendedora, se refiere a un estado de la mente que orienta la conducta humana a actividades emprendedoras que sean satisfactorias y motivantes. Los individuos con esta mentalidad, actitud emprendedora, a menudo “ven” las oportunidades, innovan y crean valor. Ganar dinero no fue el objetivo principal de Ulrich y Hetfield, eso explica por qué el concepto de mentalidad emprendedora describe mejor la conducta de Metallica que los conceptos de emprendimiento focalizados en un fin monetario.

La conducta emprendedora se puede explicar desde diferentes teorías. Salmela utiliza la teoría de la efectuación elaborada por Sara Sarasvathy (www.effectuation.org). Esta teoría destaca los aspectos individuales y de capital social a la hora de explicar la conducta emprendedora, frente a otras que destacan los aspectos financieros. Otra de las razones es que esta teoría enfatiza la creación de un nuevo mercado, mientras que otras se centran en el desarrollo de productos de acuerdo a la demanda del mercado existente. Metallica creó un nuevo mercado en la industria musical, cambió los gustos de un determinado público, y atrajo a otro nuevo.

El autor plantea una serie de hipótesis que demuestra a lo largo del trabajo y que os animo a leer en el archivo adjunto. Considera que la capacidad de Metallica de llevar a cabo los cambios que hizo y la creación de un nuevo género se ajustan a los planteamientos de la teoría de la efectuación. Expone con detalle la lógica de la efectuación, sus principios, matrices, la historia de Metallica, y el caso del grupo en sus diez primeros años explicado con este marco.

La teoría de la efectuación ha sido aplicada a start-ups, compañías consolidadas y varios sectores empresariales, pero hasta ahora no se había estudiado en la industria del arte y del espectáculo. El trabajo de Salmela resulta muy interesante para abordar el estudio del emprendimiento en la industria cultural y el análisis de casos similares al presentado, ¿se os ocurre alguno…?
 

ver artículo en pdf

 

Unirse al debate 2 Comentarios

  • Diego dice:

    Quizás sea repetitivo porque al leer “Porque las cosas cambian (l,ll)” automáticamente me viene en mente el fenómeno Héroes del Silencio.
    También Bowie, Winehouse, y podemos seguir con aquellos que cambiaron el orden de los factores establecidos con uno nuevo y determinado.

    • Inma Lopez dice:

      Eso es! en eso se basa el enfoque de la efectuación. Creo que el mundo artístico y la música en particular tiene muchos ejemplos de estos “emprendedores” que creyeron en su forma de hacer las cosas.

Dejar una respuesta