Perla Batalla en el Central: Leonard Cohen en el corazón

Por 12/11/2017blog

Hace un año se marchó Leonard Cohen. Esta semana, su amiga Perla Batalla volvía a Madrid para rendirle homenaje. Ha querido hacerlo para recordar la amistad que los unió, sus paseos por Madrid, por sus plazas y sus bares. Tomó la decisión de volver a cantar para celebrar y recordar su vida, su trabajo y amistad, y decidió hacerlo en uno de esos bares que Cohen tanto amaba. Se decidió por el Café Central, por su apoyo a la música en directo, y porque además hay una estatua de su admirado Lorca en la plaza, su inspiración para convertirse en poeta.

Apareció regia y entera, diría que un poco forzada, pero tras la primera entonación, la entrada de la guitarra, el tono del contrabajo y la suavidad del piano, irrumpió Perla.  Sintió el calor del público, el rumor de la sala, el espíritu del poeta, y no necesitó tacones para dominar el escenario, se bajó de ellos y emergió la artista, entrelazando, como Cohen sabía y le enseñó, la música y la poesía. Explicando sus canciones en inglés y en español, porque Cohen amaba nuestro país y le gustaba el español: “siempre decía que con el inglés se sentía como si tuviera piedras en la boca, y con el castellano como tener agua”.

Cantó las canciones de su disco Bird of the Wire (The Songs of Leonard Cohen) con su voz cálida y seductora, recordando el legado y los temas a los que Cohen cantó una y otra vez durante su larguísima carrera: Dios, el amor, la memoria, el blues, el sexo, el tiempo… If it be you will, Dance Me to the End of Love, Coing Back to You, Suzanne, Bird of the Wire

“Era la mujer más bella que había visto”, “Bien, Marianne, hemos llegado a este tiempo en que somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos; pienso que te seguiré muy pronto. Que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, creo que podrás tocar la mía”. Palabras que Cohen le escribió a su musa, Marianne Ihler,  tras conocer su muerte y que Perla recordó emocionada para presentar la emotiva So long Marianne.

Su voz se crece con los músicos que la acompañan, la personalísima guitarra de Manu Corbalán, el dulce piano de Lluís Cartes, y la fuerza del contrabajo de Marc Prat. Grandes músicos para un gran legado artístico.

Perla Batalla ha rendido el mejor homenaje a Cohen, a través de sus canciones ha compartido la intemporalidad de su arte, transmitiendo su sincero respeto y profundo amor por la música, la poesía, y sobre todo la admiración por su querido amigo Leonard Cohen.

¡ Hallelujah!

Unirse al debate Un comentario

  • Gloria Zamora dice:

    Emocionante día que compartí con vosotros. Gracias Perla Batalla y sus músicos! Gracias Café Central.

Dejar una respuesta